Se han anunciado las regiones anfitrionas para los próximos tres años. Los Worlds aterrizarán en Europa en 2019, China 2020 y Norteamérica 2021. Riot Games ha aprendido de anteriores experiencias. Ahora anuncia las sedes con gran antelación. Esta previsión ayuda a fans, equipos y profesionales a planificar su calendario. “Creemos que este es un paso importante que nos ayudará a aumentar el valor para todos los que participan en nuestros eventos por todo el mundo” palabras de Riot en su comunicado.

El año de Europa

Europa esta de moda. Por esto los creadores de League Of Legends apuestan por París para la final del próximo año. Todavía se desconoce el emplazamiento del resto de fases del mundial. Aseguran que a principios de noviembre tendremos más novedades. Destacar que 2019 es un año muy importante para Riot Games en Europa por la irrupción del sistema de franquicias que llegará a la League Championship Series europea. Es una región clave para el ecosistema de League Of Legends. -Y un equipo europeo podría llevarse el título de campeón del mundo 2018-.

Worlds en China y Norteamérica

China es una región importante para Riot. Esta región es la que más audiencia aporta -son la región más grande en población-. En el mundial de 2018 se alcanzaron cifras estratosferas: Más de 80 millones siguieron las semifinales y más de 40.000 asistentes al estadio nacional de Pekin en la final. League Of Legends quiere celebrar su décimo aniversario del Campeonato Mundial en la región que más seguidores tiene. -Podría haber campeón chino este año-.

Norteamérica ha albergado ya tres mundiales. El sistema de franquicias en NA sigue creciendo y por esto quieren volver en 2021 a suelo americano. Todavía no se conoce nada más sobre el evento de 2021. Siendo anunciadas estás tres grandes regiones para acoger los Worlds dejan de lado las regiones menores, Sin embargo, Riot espera hacer un guiño al resto de regiones con otros eventos. Eventos como el Mid-Season Invitational y el All-Star Event podrían irse a otras regiones menores.

Imagen propiedad de Riot Games